Disruptores endocrinos: veneno para el Planeta, veneno para la salud

La enfermedad tiroidea está aumentando en infantes, adolescentes y adultos. Entre 6 a 10% de los adultos tienen enfermedades de tiroides, siendo el hipotiroidismo la más frecuente. Con la edad van aumentando estas enfermedades y en la menopausia 12 a 15% de mujeres presentan disfunción tiroidea. Así mismo en hombres aunque la frecuencia es menor, ya es común la alteración tiroidea. El cáncer de tiroides también está alcanzando cifras importantes. La disminución leve de la función tiroidea,  referida erróneamente como “hipotiroidismo subclínico”,  no se diagnostica y es posible que haya mas pacientes con enfermedad tiroideas que los ya diagnosticados. Y esta disfunción leve, puede tener efectos adversos para la salud como colesterol elevado, enfermedad cardiovascular, infertilidad, trastornos cognitivos, disminución de cantidad y calidad de espermatozoides en el hombre, mal rendimiento escolar y laboral, problemas en el embarazo, entre otros. ¿A qué se debe este aumento tan marcado en estas y otras enfermedades? La respuesta está en los llamados disruptores endocrinos.

¿Y qué son los disruptores?

Estado de la Ciencia sobre Disruptores Endocrinos 2012 - Organización Mundial de la Salud y Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Estado de la Ciencia sobre Disruptores Endocrinos 2012 – Organización Mundial de la Salud y Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

En 1991 se definió en una Conferencia en Wisconsin por el investigador Theo Colborn donde participaron biólogos, endocrinólogos, veterinarios y ambientalistas, como toda sustancia química natural o sintética, exógena que produzca interferencia en la función normal del sistema endocrino tanto en animales de vida salvaje como en el hombre. Por extensión sabemos que son también inductoras de cáncer. Desde entonces el interés en estas sustancias ha ido creciendo. Desde la publicación del primer artículo en 1993, hay ya múltiples artículos y recientemente la ONU, a través de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de Naciones Unidas para el medio ambiente (UNEP) publicó un informe que recopila toda la preocupante información detallada de estas sustancias: Endocrine Disrupting Chemicals – 2012. Se han descrito gran cantidad de ellas  en el ambiente, en los fertilizantes, fumigantes, productos farmacéuticos, en sustancias de uso común en las casas como, computadores, CD, cremas dentales,  de manos, en unturas, en ropa de uso normal, en juguetes, lociones y perfumes. También y muy grave, en los alimentos que consumimos como  carne, pescado, vegetales, aves, en los preservantes, conservantes, saborizantes y empaques de estos alimentos.

La extracción de minerales preciosos con mercurio, derivados del cianuro, plomo, también tienen responsabilidad importante. El cigarrillo un asesino lento con sus múltiples sustancias tóxicas es un agravante no despreciable.

¿Y la contaminación radiactiva? Aún están presentes los graves efectos de Chernobyl en 1986, con el aumento de cáncer de tiroides, linfomas en las zonas contaminadas, cataratas, enfermedades letales y hoy tenemos el grave problema de Fukushima que desde marzo de 2011 está derramando sin control posible miles de metros cúbicos de sustancias radiactivas como el de yodo 131 y muchas otras que están contaminando nuestros océanos, vida marina y por supuesto los peces y mariscos de consumo humano.

Poco se ha estudiado el efecto de los alimentos transgénicos, es decir manipulados genéticamente, sobre la salud. Estamos invadidos de soya, trigo, maíz, arroz y otros alimentos cuya manipulación de hecho afecta nuestra salud. Es un hecho que la industria alimentaria está tratando por todos los medios de minimizar el impacto sobre  la salud y la enfermedad de dichos alimentos.

Menos estudiado aún es el efecto de los cambios extremos de temperatura como el que acabamos de pasar en el hemisferio norte con temperaturas inusitadamente bajas, hasta de menos 40 grados centígrados y en Australia y Suramérica con temperaturas por encima de los 40 grados.

El efecto del estrés, ¡tan menospreciado, pero tan importante! Difícil de medir, pero está en el día a día. Guerras, conflictos, inequidad, problemas económicos, afectivos, contaminación, trastornos emocionales, duelos, separaciones, desplazamientos, presiones laborales, son alteradores de todo nuestro organismo. Por ser tan importante le dedicaremos un tema completo

En total se considera que más de 1500 sustancias son disruptoras endocrinas, pero falta estudiar muchas más. En verdad el término disruptor es un poco eufemista, creo que debemos llamar a estas sustancias: TOXINAS ENDOCRINAS.

Muchas de estas sustancias producen sus efectos directamente y pueden ser sumatorias con otras sustancias.

Si los disruptores comprometen genes, pueden afectar la descendencia hasta la tercera generación.

Un hecho importante y reciente es el conocimiento de la alteración del sistema inmune por muchos de estos disruptores, lo que induce enfermedades autoinmunes, como artritis, lupus, tiroiditis autoinmune (Hashimoto) y el hipertiroidismo de Graves, también autoinmune.

Algunos disruptores

ISOFLAVONAS: presentes en la soya, interfieren con la enzima peroxidasa de tiroides, importantísima en la fabricación de hormonas tiroideas y pueden inducir hipotiroidismo.

LITIO: Principal uso industrial como espesante de grasas lubricantes.

Soldaduras, aditivo para alargar vida de pilas alcalinas, esmaltes para porcelanas.

Pueden explosionar. Bromuro y cloruro de litio se usan en aires acondicionados para absorber humedad. Usado como medicamento en pacientes depresivos y bipolares. Su uso provoca bocio e hipotiroidismo en un porcentaje levado de ellos. Exacerba autoinmunidad tiroidea. Pacientes que reciben litio o están expuestos industrialmente a él deben medirse TSH.

PERCLORATO: Se produce naturalmente, soluble en agua y muy estable.  Permanece tiempos largos en suelos, agua de lluvia y estanques. En suroeste de USA se han detectado altos niveles. Bajos niveles en otros sitios en tabaco, leche de vaca, lechuga, huevos y vitaminas. Es producto final en fabricación de armas, infladores de air-bags y en fertilizantes chilenos.

Inhibe el transporte de yodo a tiroides y causa hipotiroidismo. En embarazo puede afectar a madre y feto.

DDT: Desde su síntesis en 1939, un millón de toneladas consumidas mundialmente. Gran parte se encuentra aún dispersa en agua, tierras y organismos vivos, ya que dura muchos años. Usado como insecticida, ya prohibido, hay niveles en tierras tan distantes como Himalaya o el Ártico. Fue reemplazado por el DDE, pero este tiene efectos similares y se ha detectado en leche materna y tejido graso humano en México, Polonia Tanzania, China y otros países.

DIOXINAS: Muy estables, poco biodegradables, permanece largos tiempos en sedimentos, suelos y tejidos orgánicos, pudiendo entrar en cadena alimenticia y detectarse en leche materna por ejemplo. Se forman en incendios forestales y erupciones volcánicas. Presentes en cantidades variables en pesticidas, preservantes, desinfectantes, y es producto de combustión de gasolina con plomo, papel, madera y plástico. Algunas muy tóxicas como la dioxina contenida en el agente naranja. A nivel de tiroides afectan el metabolismo de hormonas tiroideas.

BIFENILOS POLICLORADOS – PCBs: Organohalógenos tóxicos. Solubles en aceite, son usados como refrigerantes y lubricantes. Se dispersan a largas distancias. Entre 1952 y 1977 la planta de GE en Nueva York había vertido más de 230.000 Kilogramos de residuos de PCBs al río Hudson. En Japón y Taiwán aparecieron envenenamientos graves por aceites de cocina contaminados. Se asocia a cáncer de piel, cerebro e hígado. Retarda el desarrollo del cerebro. Afecta tiroides directamente.

BISFENOL A: Es un monómero plástico usado para producir plásticos policarbonados. Seis billones de libras son producidas y más de 100 toneladas liberadas a la atmósfera en el mundo cada año. Se utiliza incluso en teteros, material médico, alimentos almacenados, cremas dentales, botellas plásticas, medios ópticos, automóviles, construcción, conexiones de cables electrónicos. Solo en 2006 se produjeron 2.9 millones de toneladas de policarbonato.

TRICLOSÁN: Usado como antibacteriano y antimicótico en gran cantidad de productos de uso casero como cremas, dentríficos, detergentes, jabones, limpiadores. Afecta tiroides y su acción en los tejidos.

CIGARRILLO: Este asesino posee más de 4800 compuestos, incluyendo al menos 200 toxinas o disruptores endocrinos y 80 conocidos o sospechosos carcinógenos. Alera la inmunidad y desde punto de vista tiroideo produce cianatos, derivados del cianuro que impiden la buena función tiroidea.

PFALATOS: Es uno de los plastificantes más rentables y usados. Suelos, cables, ropa, techos, bolsas de sangre, equipos de diálisis, juguetes. Productos de degradación por bacterias producen producto final que inhibe la peroxidasa tiroidea que como se explicó es la enzima más importante en la fabricación de hormonas tiroideas. Hace pocos meses Greenpeace lanzó un alerta pues encontró en ropa infantil, zapatos, vestidos de baño de numerosas marcas sustancias nocivas para la salud y con efectos deletéreos en las hormonas como dichos pfalatos.

Estos son sólo algunos ejemplos. Hay más en estudio y día a día conoceremos sustancias mejor estudiadas.

De no tomar medidas esto empeorará y posiblemente veremos el aumento de enfermedades endocrinas, metabólicas, por supuesto tiroideas y todo tipo de cáncer.

RECOMENDACIONES:

  1. Mire muy bien los alimentos que consume.
  2. No abuse de alimentos empacados y almacenados por tiempos largos.
  3. Evite exposición a sustancias que no conozca.
  4. Lea los empaques de los alimentos y exija que lleven información de los compuestos que contienen.
  5. Los deshechos orgánicos deben ser adecuadamente manejados para su destrucción o almacenamiento.
  6. Lave bien los alimentos.
  7. Trate de usar alimentos que contengan lo menos posible pesticidas, de preservantes, saborizantes, empaques plásticos.
  8. Consuma preferiblemente alimentos vegetales que sus semillas no tengan manipulación genética.
  9. Si tiene una enfermedad autoinmune coma sano.
  10. Si tiene familiares con enfermedades autoinmunes como artritis, Lupus, vitiligo, síndrome de Sjogren, etc., debe cuidarse en la alimentación y en los factores descritos.
  11. Recuerde: el estrés rompe el equilibrio entre el sistema nervioso el sistema endocrino y el sistema inmune

Nos estamos envenenando y estamos envenenando el Planeta.

Dr. HÉCTOR MARIO RENGIFO C.
ENDOCRINÓLOGO

Twitter @RengifoMD

5 comentarios en “Disruptores endocrinos: veneno para el Planeta, veneno para la salud

  1. Pingback: Tratamiento ortomolecular del Hipotiroidismo | Nutrición Ortomolecular

  2. buenos dias Doctor rengifo, menciona en el articulo sobre las isoflavonas de soya, como un posible factor causante de hipotiroidismo, lo cual pienso es algo muy alarmante, ya que a muchas de nuestras pacientes posmenopuasicas, les formulamos tratamiento con isoflavonas de soya, ya que de hecho son suntancias que producen menos reacciones adversas y mas naturales para el organismo, me gustaria saber si resulta conveniente o no utilizarlas en este tipo de pacientes, o por cuanto tiempo deberian utilizarse, y si siempre producen alteracion tiroidea, o por que otros componentes se podrian reemplazar, muchas gracias

  3. buenos dias doctor, muy interesante el tema de los disruptores endocrinos, sobre la indicacion que generalmente uno hace a los pacientes, en cuanto a el consumo de agua, muchas veces les recomiendo el agua cristal, manantial etc, la cual viene por lo general en botellas plasticas, pero hace poco estuve en unas charlas en donde se decia que estas botellas tenias ptalatos, lo cual no era recomendable para consumo humano, en este caso que indicaciones se deberian tener, muchas gracias

  4. Doctor Rengifo, tengo una duda, según esto los seres humanos no deberíamos usar lociones y perfumes? O cual sería la forma adecuada de usarlos? No aplicarlos en la piel directamente para que el cuerpo no asimile las sustancias toxicas ? O mejor sobre la ropa?

    • Estimada Liliana,

      Muchas gracias por su pregunta. De los disruptores o toxinas endocrinas, los ftalatos (se puede decir falatos), son usados con mucha frecuencia por la industria cosmética en perfumes, esmaltes para uñas y otros artículos de uso personal. Esto debido a sus propiedades de fijar aromas y de volver más flexible y resistentes algunos materiales como los esmaltes. Se absorben por piel y por inhalación. El más usado es el dietil ftalato. Otros son el dimetil ftalatos y el dibutil ftalatos.

      Tienen efectos sobre tiroides y también sobre el sistema reproductor. En hombres puede causar problemas de disminución de conteo de espermatozoides, y si la exposición es prolongada está involucrado en cáncer testicular y de próstata. En mujeres pueden provocar cambios en tiroides, generalmente hipotiroidismo y también problemas de fertilidad, interrumpiendo los procesos hormonales al afectar las hormonas que estimulan los ovarios y por tanto la producción de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Su uso prolongado están involucrado en cáncer de mama y tiroides.

      Además en ambos sexos se asocia a enfermedades metabólicas y autoinmunes como fibromialgia y esclerosis múltiple.

      Otros contaminantes como los almizcles artificiales son también muy usados y tiene efectos sobre sistema reproductor tanto femenino como masculino y afectan sistema endocrino en general. De estos los más usados por la perfumería son los nitroalmizcles y los almizcles policiclicos.

      La mejor recomendación general es fijarse bien en las etiquetas de los productos que usa. si encuentra algunos de estos componentes debe entender los riesgos y decidir sobre su uso moderado o incluso abstenerse.

      Así mismo, si se está en plan de embarazo o se tienen problemas de infertilidad, lo recomendable es evitar el uso de estas sustancias, así como perfumes y fijadores de cosméticos faciales y corporales.

Preguntas sobre esta entrega

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s