Guía Básica sobre el Yodo Radioactivo – Parte 1

La tiroides es la única glándula endocrina que utiliza el yodo para la fabricación de hormonas y la hormona tiroidea o T4, que se llama así por tener cuatro átomos de yodo en su estructura molecular. El yodo es por tanto un elemento indispensable en su función. El déficit de yodo en la dieta puede tener consecuencias funestas produciendo hipotiroidismo con bocio, que en caso de presentarse en la infancia temprana provoca retardo mental — como hemos explicado en otras entregas de TuTiroides.org. El exceso también puede ser perjudicial sobre todo si se utiliza para fines estéticos no recomendados, en gotas para tomar o en emplastos o mezclas para aplicar en piel.

Normalmente el yodo existe en la naturaleza y es abundante en el agua de mar, de donde lo obtienen algas y animales marinos. Es por esto que la fuente más rica de yodo está en los productos del mar. De ahí se reparte en la cadena alimentaria y es una forma de obtenerlo los humanos que consumen frutos de mar. La otra forma de obtenerlo es con alimentos vegetales ricos en yodo, siempre y cuando el suelo donde crezcan sea suficientemente yodado. Una tercera fuente es la sal fortificada con yodo, adoptada por muchos países para evitar el bocio endémico con hipotiroidismo y por último la fortificación de otros alimentos como la leche y los panes.

La propiedad de la glándula de captar, almacenar y pegar ese yodo a las hormonas de tiroides ha permitido que las formas radioactivas sean utilizadas para fines diagnósticos y terapéuticos. Hablaremos del uso terapéutico del yodo en su isótopo más usado, llamado Yodo131 o también conocido como yodo radioactivo. La palabra radioactivo produce un gran temor en las personas y es motivo de preocupación y rechazo.

¿QUÉ ES EL YODO RADIOACTIVO?

El Yodo131 es un isótopo, es decir, una sustancia química (artificial en este caso) que se produce a partir del yodo natural, común o no radiactivo. Este yodo, que sí resulta radioactivo, tiene una vida media de 8 a 10 días y presenta su mayor actividad en las primeras 72 horas. Una vez que se da en forma de líquido o una capsula, es rápidamente captado por la tiroides y como sustancia que emite radiación la glándula la atrapa y va destruyendo las células de tiroides en un tiempo que varía según la dosis, pero empieza su efecto más o menos a los 8 días.

Al temor que hay hacia el yodo radiactivo han contribuido dos desastres nucleares. Uno en la antigua unión soviética, hoy Ucrania, ocurrido en abril de 1986, cuando por irresponsabilidades de manejo explotó un reactor nuclear, conocido como desastre nuclear de Chernóbil. El yodo 131 fue una de las principales sustancias radiactivas liberadas por la ruptura del reactor y una de las consecuencias fue el aumento de problemas de tiroides. Entre ellos, mayor cantidad de cáncer de tiroides, principalmente en niños expuestos a la radiación en áreas cercanas a esta catástrofe.

Otro desastre fue el de Fukushima Daiichi, ocurrido en Japón en marzo de 2011, cuando después de un terremoto y un tsunami colapsaron tres de los seis reactores de la planta nuclear. El yodo 131 constituyó una parte significativa de la radiación liberada. Las consecuencias ya se están detectando. Por ejemplo, la incidencia de cáncer de tiroides en niños ha aumentado en estos tres años y se espera que éste y otras enfermedades asociadas puedan también aumentar. El ambiente, el agua y por supuesto el mar se contaminaron y siguen contaminándose con yodo y otras sustancias radiactivas de vida larga, expandiéndose no solo a Japón sino al mundo entero en forma directa y a través de las corrientes marinas, así como los peces y otras formas de vida oceánica incluidas en la dieta humana.

USO TERAPÉUTICO DEL YODO RADIOACTIVO

Desde el punto de vista terapéutico tiene dos usos diferentes. Veremos en esta entrega la usada para el hipertiroidismo, es decir para el exceso de función de la glándula tiroides y, en la próxima, lo referente al tratamiento del cáncer de tiroides como complemento de la cirugía de la tiroides también llamada tiroidectomía.

 

Hipertiroidismo

Siempre insisto que se debe explicar muy bien al paciente y su familia cuando se va a dar este tipo de terapias explicando riesgos y beneficios, efectos secundarios y contraindicaciones absolutas y relativas. Por ser un tratamiento irreversible y necesitar cierto aislamiento es necesario que el paciente y su familia tengan claro los cuidados en los diez días siguientes al la terapia. El tratamiento con Yodo131 para hipertiroidismo se utiliza desde mediados de Siglo XX, el primer tratamiento se dio en 1941 y desde entonces ha crecido considerablemente el número de pacientes tratados con esta modalidad; lo que se ha ido modificando es la dosis que tiende a ser mayor en la actualidad.

En la Enfermedad de Graves o hipertiroidismo por bocio difuso el yodo radioactivo se utiliza como terapia preferencial en algunos países como Estados Unidos y Japón. No así en Europa, ni en Latinoamérica, donde predomina el tratamiento con medicamentos.

Si bien en algunos centros se calcula la dosis según el peso de tiroides, en general se utilizan dosis entre 20 y 30 milicurios (mlCi) en adultos, hombres y mujeres. Este cálculo lo hace el especialista en medicina nuclear y la dosis se administra por vía oral. Se puede dar como tratamiento inicial o aún después de dar tratamiento medicamentoso. En caso de que el paciente esté recibiendo metimazol o propiltiouracilo se debe suspender mínimo cuatro días antes de la terapia.

El objetivo de la terapia es la destrucción de las células tiroideas, lo que provoca la desaparición de la glándula sin las complicaciones que tiene la cirugía. En un tiempo variable que oscila entre tres a seis meses se presenta hipotiroidismo. Este aspecto es olvidado o no advertido claramente y no es infrecuente que después de un tiempo el paciente se presente con hipotiroidismo severo debido a que no se explicó en forma suficiente sobre esta consecuencia del tratamiento. El hipotiroidismo se considera un “riesgo calculado”, es decir se sabe que va a ocurrir pero como es de mas fácil manejo y tiene buena evolución y pronóstico con el tratamiento, se prefiere que esto ocurra, estando pendiente cuando se presente para tratarlo adecuadamente.

Contraindicaciones absolutas y relativas

Las contraindicaciones absolutas del yodo radiactivo, es decir situaciones en las que no debe administrarse, son el embarazo y la lactancia. Si a una mujer en embarazo se le administra yodo radiactivo inadvertidamente, el feto puede tener graves consecuencias y nacer sin tiroides. En madres lactando tampoco se debe suministrar pues pasa por la leche materna al bebé lactante y puede alterar la función tiroidea.

Si una mujer está en plan de embarazo en un tiempo menor a un año, no debe recibir yodo 131.

Adicionalmente, hay contraindicaciones relativas, por ejemplo, para los pacientes que tengan compromiso ocular, como lo que llamamos oftalmopatía hipertiroidea o también orbitopatía endocrina. Si estas condiciones son severas, los paciente no deben recibir yodo 131. Si son moderadas, se debe proteger y prevenir el empeoramiento de la oftalmopatía administrando corticoides bajo estricto control médico. En algunos centros esta recomendación no es tenida en cuenta a pesar de que el empeoramiento de los problemas oculares se presenta en el 25% de los pacientes.

En general es un tratamiento seguro y con el tiempo se ha extendido su uso, incluso en adolescentes. En cualquier caso, el tratamiento preferencial en niños y jóvenes es todavía medicamentoso y se deja el yodo radiactivo únicamente para aquellos pacientes que no responden y presentan alergias u otros efectos colaterales a medicamentos.

Algunos efectos como resequedad de boca, labios y ojos se presentan con frecuencia y son por lo general transitorios, aunque en algunos pacientes pueden ser permanente.

En estudios de seguimiento no se ha visto una mayor incidencia de cáncer de tiroides ni leucemias con las dosis convencionales de Yodo131 usadas en hipertiroidismo, por lo que se considera seguro bajo esas condiciones.

Ocasionalmente se presenta la llamada tiroiditis post-irradiación, con aumento de los síntomas de hiperfunción tiroidea que dura pocos días y sensación de inflamación de cuello y tiroides que por lo general no requiere otro tratamiento que anti-inflamatorios por unos días. Si los síntomas son muy prominentes puede ser necesario reiniciar medicamentos antitiroideos y beta bloqueadores.

Recomendaciones después de la terapia

Una vez administrado el Yodo131 los pacientes deben tener aislamiento relativo, lo que significa que pueden ir a casa pero los demás adultos deben estar a una distancia de dos metros y se debe evitar por completo el contacto con niños. Pueden estar en condiciones ambulatorias pero deben contar con servicios sanitario para su uso exclusivo y la recomendación es accionar el desagüe por lo menos dos veces, ya que el yodo se elimina preferiblemente por riñón y puede permanecer en el agua de los inodoros. Así mismo, se recomienda aislar los utensilios de aseo personal y alimentación.

A los diez días los pacientes pueden retornar a sus actividades cotidianas. El ejercicio físico sólo debe ser autorizado cuando el paciente esté estable y no antes de dos meses luego de la terapia. El seguimiento no termina aquí: la supervisión permanente es esencial detectar y tratar de forma oportuna el hipotiroidismo, en caso de que aparezca.

La comunicación permanente con el especialista del centro de Medicina Nuclear y el médico tratante son también fundamentales para resolver dudas y tratar adecuadamente los efectos secundarios que puedan presentarse en el paciente.

Un comentario en “Guía Básica sobre el Yodo Radioactivo – Parte 1

  1. buenos dias dr rengifo, muy interesante el tema, que valor de tsh debe manejarse antes de iniciar el yodo radioactivo, debe estar suprimida o no importa el valor , siempre y cuando este tomando medicacion para hipertiroidiesmo, muchas gracias

Preguntas sobre esta entrega

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s