Alzheimer y Tiroides.

Con frecuencia los pacientes tienen una gran preocupación por la alta frecuencia del diagnóstico de Alzheimer y esto está causando un estado de desasociego y diría de pavor en las personas mayores de 60 años y aún menores. Ante el olvido de unas llaves o el nombre de un conocido, reaccionan con el temor de padecer esta enfermedad. Hay además en la red mucha información sin ningún soporte que contribuye a crear mayor confusión. Es bueno que la comunidad esté atenta a los posible síntomas de una enfermedad, pero no provocar un temor que puede llevar a diagnósticos equivocados e intranquilidad  generalizada.

Debido al aumento en la longevidad estamos presenciando enfermedades crónicas que anteriormente no tenían la misma frecuencia o no eran tan notorias. No solo son mas visibles sino que tienen mayor difusión. Con los avances médicos y tecnológicos actuales, se detectan mas enfermos y se hace un diagnóstico mas temprano. Así vemos mas enfermedades neuro-degenerativas como enfermedad de Parkinson, la demencia de diversas causas, entre ellas el mismo Alzheimer y enfermedades vasculares, metabólicas, cáncer, por contaminación ambiental, por mala alimentación, que pueden contribuir junto con la tendencia heredo-familiar a menoscabo de la salud general y deterioro cognitivo en pacientes especialmente vulnerables por la edad. Y también el estrés de diversos tipos, del que tanto hemos hablado y que está causando estragos en la salud general y en el mantenimiento de una salud mental adecuada.

La enfermedad de Alzheimer, también llamada demencia de Alzheimer se define como una enfermedad cerebral degenerativa caracterizada por disminución en las habilidades cognitivas, deterioro de la memoria  (principalmente de hechos recientes), dificultades para el aprendizaje, incompetencia para resolver problemas , alteraciones del lenguaje y  disminución de la capacidad para realizar actividades cotidianas. Su progresión lleva a la dependencia total de terceras personas y con frecuencia a la postración en cama con las implicaciones que esto tiene para el paciente, la familia y su entorno. Es la causa mas frecuente de demencia.

Se presenta por el depósito de una sustancia llamada amiloide beta alrededor de las neuronas del cerebro y una proteína específica llamada tau, dentro de las mismas neuronas. Compromete amplias zonas del cerebro. Esto produce inflamación y daño neuronal con todas las consecuencias nombradas previamente. Las conexiones entre las neuronas se interrumpen. Los cambios cerebrales pueden presentarse hasta con 20 años de antelación a la presentación de los síntomas. A mas edad hay mayor riesgo de presentarse. La historia familiar es importante pues hay mayor riesgo de padecerla si hay historia en la familia sobretodo en parientes de primer grado. Hay ciertos genes que confieren mayor riesgo. La alimentación es importante. El consumo de dietas hiperprotéicas con ciertos aminoácidos como la leucina, isoleucina y valina, pueden promover su desarrollo.

Pero también tenemos noticias buenas pues hay factores de protección que pueden modificar el curso de la enfermedad y disminuir el impacto del deterioro cognitivo y la demencia. Una buena y sana alimentación, el ejercicio al aire libre, la socialización, lo lúdico, el cultivo de la lectura y de actividades intelectuales, el manejo del estrés y el abandono del tabaquismo, son básicos en su prevención.  Para pacientes con enfermedades crónicas, un manejo adecuado de patologías como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la obesidad, el colesterol elevado, la enfermedad cardiovascular,  la aterosclerosis, disminuyen su presentación.

La glándula tiroides es de importancia vital en todos los procesos neurológicos. La hormona tiroidea como hemos visto es esencial para el desarrollo del sistema nervioso central y su deficiencia en la vida fetal lleva a hipotiroidismo severo si no se corrige con déficit neurológico permanente. A través de la infancia y la adolescencia va consolidando todos los aspectos de maduración neurológica. Ya en la vida adulta se encarga de mantener una buena función cerebral.

El hipotiroidismo es una enfermedad común en la vida adulta y su frecuencia va aumentando con la edad. En el hipotiroidismo se presentan síntomas que pueden semejar aquellos de deterioro como los vistos en la enfermedad de Alzheimer y esto puede confundir al paciente. La letargia, somnolencia, falta de ánimo, pérdida de iniciativa, dificultades de aprendizaje y de retención de lo aprendido, marcada disminución de la memoria y lentitud en la expresión verbal son parte del cuadro de hipotiroidismo. Hay una mayor latencia pregunta-respuesta que significa que cuando se le pregunta alguna cosa, demora mas de lo normal en responder ya que el proceso mental es retardado.

Pueden presentarse además síntomas psiquiátricos como depresión, angustia, manía, desesperanza, irritabilidad, confusión mental y cambios de conducta que impiden un buen relacionamiento con su familia y demás personas del entorno.

Es necesario hacer un diagnóstico adecuado y todo paciente con estos síntomas que pueden confundirse o simular los de la enfermedad de Alzheimer pueden deberse a hipotiroidismo. Todo este cuadro neurológico del hipotiroidismo es reversible. Con un tratamiento adecuado el paciente recobra todas sus facultades intelectuales, cognitivas, memoria, ánimo, depresión , etc. Eh ahí la importancia de siempre que se sospeche un paciente con Alzheimer, descartar un hipotiroidismo, pensando en esta posibilidad y efectuando las pruebas pertinentes de T4 libre, TSH y si de ser necesario, anticuerpos antitiroideos.

Es posible tambien que sean concurrentes el hipotiroidismo y el Alzheimer. De todas formas la corrección adecuada del hipotiroidismo retarda y disminuye el deterioro del paciente, siempre buscando la mejoría en su calidad de vida. Es de mucho valor entonces que ante un cuadro de cambios cognitivos y de memoria pensemos en la posibilidad de enfermedad de tiroides y efectuemos las pruebas de laboratorio pertinentes

HÉCTOR MARIO RENGIFO C.

ENDOCRINÓLOGO

 

Preguntas sobre esta entrega

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s