Hipotiroidismo

Una aclaración inicial sobre el hipotiroidismo

Hipotirodismo se refiere a la baja función de la tiroides. Pero antes de explicarlo debo hacer una claridad respecto  al TSH ya que es el examen más usado para diagnosticar enfermedades de tiroides y con frecuencia  los pacientes me indican que están confundidos y preguntan:

-¿Doctor, yo tengo la tiroides alta o qué es lo que tengo?

Como explicamos en la función normal el TSH es la hormona que estimula la tiroides, si la tiroides funciona poco la TSH se aumenta y de ahí la falsa creencia que tiene tiroides alta cuando es todo lo contrario: tiene tiroides con función disminuida lo que llamamos Hipotirodismo 

Causas de hipotiroidismo

Las causas más frecuentes de Hipotirodismo son las fallas de la glándula tiroides a través de la vida, comenzando en la infancia algunas veces, pero la mayoría apareciendo en la edad adulta, es decir es una enfermedad adquirida. Hay desde luego Hipotirodismo congénito, pero afortunadamente es escaso, de todas formas para detectarlo dado lo grave que puede resultar causando retardo mental, y previendo que no afecte al recién nacido se hace el TSH al nacimiento  y si es alto se diagnostica. El Hipotirodismo es más frecuente en mujeres. Esto tiene una explicación, la forma más común de Hipotirodismo es el llamado  autoinmune (también conocido como de Hashimoto), o sea nuestras defensas en vez de atacar elementos extraños a nosotros atacan partes de nuestro ser, en este caso    la tiroides. Y es que las enfermedades autoinmunes son feministas. Por cada nueve mujeres con problemas de tiroides hay únicamente un hombre.

Síntomas, diagnóstico y tratamiento

Los síntomas de hipotiroidismo son variables e inespecíficos. Aquí quiero detenerme un poco para explicar que quiero decir con inespecífico. Los síntomas no son característicos de problema de tiroides pues la paciente puede tener sólo cansancio o falta de rendimiento escolar o alteración de la menstruación o incapacidad para el embarazo y todo esto puede tener causas muy diferentes. De ahí la necesidad de sospechar y preguntar en detalle todos los síntomas que puedan parecer sospechosos pues muchas veces se deja de lado la posibilidad de pensar que puede ser poca función tiroidea y se retarda el diagnóstico y tratamiento.

Los síntomas que aparecen en el Hipotirodismo florido si no dejan duda.  La paciente es lenta, aletargada, con voz ronca, con dificultad para responder preguntas y tiene la cara abotagada e hinchazón de los pies. Hay aumentó moderado de peso y luce pálida y algunas veces con color amarillento de la piel. Esta es reseca y áspera y esta fría. Las unas son quebradizas y de mala calidad. El pelo es frágil y hay evidente caída del cabello. Puede tener bocio y generalmente su TSH esta inequívocamente alto. Y por supuesto el T4 estará muy bajo, pues la tiroides no lo produce en forma suficiente.

Pero hay hipotirodismos leves que los llaman “subclínicos” en los textos y literatura médica,  término confuso que no comparto. Creo que si hay falta de función generalmente hay motivos no esculcados y que nos hacen que por esto le demos poca importancia. En este hipotiroidismo TSH esta sutilmente elevado con T4 dentro de lo normal, pero generalmente hacia los límites inferiores. Si una persona tiene colesterol elevado   y  tiene hipotiroidismo así sea leve, pues es importante tratarlo. O si una mujer está embarazada o en plan de embarazo, que importante que es tenerlo en cuenta para tratarlo a tiempo y prevenir problemas en ella y en su futuro bebe. O una persona que trabaja o estudia y su rendimiento esta deteriorado o su vida de pareja o su estado depresivo se atribuye a otras causas y no se tiene en cuenta el Hipotirodismo. Si la medicina moderna nos da las armas para hacer un diagnóstico más preciso y más temprano pues tenemos el deber de usarlas. Hay muchas situaciones en que hacer un diagnóstico adecuado y tratar a  la paciente mejora su calidad de vida y su longevidad.

Hay otras situaciones en que podemos esperar sin tratar y es prudente en un plazo a determinar según la condición del paciente, repetir exámenes de TSH y utilizar el T4 en su forma libre (T4 libre). Es necesario en muchas ocasiones complementar con exámenes como la ecografia tiroidea que se hace en el mismo consultorio del endocrinólogo y se solicita además los llamados anticuerpos antitiroideos. Esto anticuerpos se miden en sangre y si son positivos, es decir que los hay en el organismo nos llaman la atención de que existe verdadera enfermedad tiroidea autoinmune y es necesario tratarla.

El tratamiento del Hipotirodismo se hace con hormona tiroidea. Es tomada en forma de pastas y se utiliza la dosis según el grado de Hipotirodismo, la edad y las otras condiciones de enfermedades asociadas o no que pueda tener el o la paciente. Hoy en día disponemos de variadas dosis de hormona tiroidea que permiten dar la dosis correcta para cada paciente. No hay una dosis única. Recordemos que los medicamentos se deben individualizar y lo que puede ser adecuado para uno puede ser perjudicial para otro. Una recomendación es no recurrir a la automedicacion o a empíricos. El mal uso de la hormona tiroidea, por ejemplo para bajar de peso, puede ser peligroso y tener consecuencias funestas. No se debe usar para este fin y sólo si hay Hipotirodismo se justifica su uso. No aumente ni disminuya la dosis por su cuenta y siempre haga los controles adecuados para saber como va su condición de tiroides.

Dr. HÉCTOR MARIO RENGIFO C.
ENDOCRINÓLOGO

Twitter @RengifoMD

Podrás encontrar más información sobre el HIPOTIROIDISMO en las entregas periódicas que hace el Dr. Rengifo a través de videos y artículos publicados en este sitio web. Para consultar esas entregas accede al archivo ubicado en la parte inferior de esta página.